lunes, 22 de marzo de 2010

Secretos


Cosas que jamás ocurrieron
fueron las que me hicieron sentir vivo.

16 comentarios:

Martín dijo...

Lo mismo sucede con la esperanza...

claudia paredes dijo...

Ya lo creo, Martín. (felicidades por lo de Chile)

Tu mejor receta dijo...

la musa de un poeta es esa cosa que jamás existió en la realidad, te lo dice un poeta.

claudia paredes dijo...

Seeeeeee, totalmente cierto, poeta.

BLUEKITTY dijo...

Me suena a algo medio triste... no sé por qué.

claudia paredes dijo...

Es un poco triste, sí. Pero muchas cosas en las que creemos no se ven.

Micaela dijo...

Claudia, llegué a este espacio desde Circuz y me encantó. Siempre me encuentro con ideas y pensamientos como los que expresas al ver imágenes de la ciudad. Tu blog muestra un punto devista distinto, haces hablar a las imágenes y hablás vos como una habitante más que conversa con cada objeto y sujeto del paisaje. Gracias!! Besos.

claudia paredes dijo...

Hola Micaela, acá son bienvenidos los imaginadores. Y los que no, también. Trato de mostrar que la ciudad está viva, a pesar de todo :)

Anónimo dijo...

Milagrosos los obstinados que hacen crecer flores donde nadie puede. Afortunados los que encuentran esas flores y las disfrutan.
Pero, los de corazón grande, que las descubren al viento para que todos podamos verlas, los que disfrutan compartiendo, y reparten sonrisas... a esos GRACIAS.
GRANDE Claudia! :)

La magia del corazon dijo...

ilusiones que no pasaron a ser realidad sin embargo hicieron sentir bien en su momento..

Pame... dijo...

=)

claudia paredes dijo...

Anónimo: todo tiene su propio milagro. Gracias :)

Loles: el precio de soñar.

Pame: esa sonrisa hasta tiene dientes.

Ceci dijo...

Que no hayan ocurrido no significa que no puedan ocurrir. La espera, el deseo, la ilusión de que ocurran algún día es lo que nos hace sentir vivos.
Me encantó :)

claudia paredes dijo...

Ceci, anotaré esto que dijiste en mi librito mental. :)

Miguel Cobo dijo...

Y el hecho de sentirnos vivos
hacen que cosas como estas ocurran.

claudia paredes dijo...

Es una gran fuerza la vida.