sábado, 26 de diciembre de 2009

En el fondo


Sé lo que queda después de todo. Cuando todo pasa, cuando todo se marcha o, indefectiblemente, cuando todo llega. El todo es, o debiera ser, una medianera.

“En el fondo de todo hay un jardín” –me recuerda Olga Orozco desde las Páginas Amarillas. Y por eso comienzo a buscar en el fondo lo que necesito.

17 comentarios:

xavi dijo...

Se puede ver una pared como un fin o como un obstáculo que se puede saltar para ver lo que hay al otro lado. Pero en este caso la puerta al jardín es una invitación que no se puede rechazar. Ve a por él, solo el cucharón sabe como está el fondo de la olla.

claudia paredes dijo...

Exacto. Lo mío se llamará "síndrome de cucharón", porque llegar al fondo de las cosas es lo que vale la pena. :)

ariadna dijo...

En el fondo no somos más que eso, límites. Hasta aquí yo, hasta aquí tú. Pero a veces hay magia, como cuando dos burbujas de jabón se juntan y se convierten en una sola... besos de aire (cómo estoy disfrutando con Olga Orozco, ¡mil gracias!) :)

claudia paredes dijo...

Olga Orozco fue maga antes de ser escritora. Por eso siempre me llamaron la atención sus imágenes verbales.

kat dijo...

Una maravilla las palabras de Olga a Alejandra..., no conocía ese poema, gracias por llegar al fondo de ese jardín porque sólo así he podido adentrarme en él y conocerlo...
:)

Mil besos, que pases felices fiestas!

al dijo...

Las medianeras son links.

claudia paredes dijo...

Kat: qué bueno que decidas ir al fondo! Feliz Año

Al: la vida es un hipertexto. (Luego me cuentas qué tal el libro, yo tampoco lo he leído :)

Ceci dijo...

Fondo blanco? ;) Feliz año Clau!

claudia paredes dijo...

Seeeeee, Ceci!. Feliz Año!

Martín dijo...

En el fondo es bueno, dicen...
Una buena medianera! ;)
Feliz 2010 y que sigan los éxitos!

claudia paredes dijo...

Gracias, Martín. Feliz Año y éxitos aumentados para vos también.

Miguel Cobo dijo...

O la vida misma. He aquí lo que dice José Hierro:


VIDA

Después de todo, todo ha sido nada,
a pesar de que un día lo fue todo.
Después de nada, o después de todo
supe que todo no era más que nada.

Grito "¡Todo!", y el eco dice "¡Nada!".
Grito "¡Nada!", y el eco dice "¡Todo!".
Ahora sé que la nada lo era todo,
y todo era ceniza de la nada.

No queda nada de lo que fue nada.
(Era ilusión lo que creía todo
y que, en definitiva, era la nada.)

Qué más da que la nada fuera nada
si más nada será, después de todo,
después de tanto todo para nada.


Feliz 2010

claudia paredes dijo...

Miguel: debe existir, necesariamente, un "después de todo para todo". Sólo que uno no sabe bien dónde encontrarlo. Feliz Año Nuevo

Anónimo dijo...

"Afuera no soy nada solo adentro..."

Deseo que este blog siga este anio llenando mis recreos de sorpresas.
Un beso

claudia paredes dijo...

En el fondo siempre hay un patio de recreos ;)

Pame... dijo...

y si... en el fondo... algunos en el fondo... algunos los preferimos al frente, frondoso!

claudia paredes dijo...

Un par de árboles en la vereda?