jueves, 24 de septiembre de 2009

Neuroamor


Te das cuenta de que, aún al darnos la espalda,
somos como dos hemisferios cerebrales:
una sola y la misma cosa?

18 comentarios:

BLUEKITTY dijo...

Me pregunto si alguna vez me habré sentado ahí.

saluditos

claudia paredes dijo...

Tal vez...

Ceci dijo...

Pero por qué, a veces, nos damos la espalda...

Martín dijo...

Lástima que el árbol sea como la suegra: siempre en el medio!

claudia paredes dijo...

Ceci: no lo sé. Pero pasa.

claudia paredes dijo...

Martín: jaja ese es el Arbol de la Sabiduría. (O la Abuela Sauce ;)

Víctor dijo...

Te exprimiste las neuronas para sacar ese texto, Claudia.

Un saludo.

claudia paredes dijo...

Claro, Víctor! fue un ejercicio mental. Saludos lelos.

Manuel - MGA dijo...

Tenemos tantos bancos dandonos la espalda que a veces ni miramos hacia atras... (sin darnos cuenta que es nuestro reflejo el que nos da la espalda...) Buena foto y mejor reflexión... FElicidades.

claudia paredes dijo...

Manuel: tenemos que comenzar a acercar los bancos. Gracias por venir.

Contar con Letras dijo...

Yo sí me he sentado ahí!!!
y fue una sentada muy bipolar...

gracias por esta foto, Clau! qué recuerdos!!

Pato -Contar con Letras-

claudia paredes dijo...

Jaja, felices recuerdos bipolares!

Anónimo dijo...

Asi, de espaldas,tenemos dos caras.

Claudia, lo tuyo siempre impecable, delicioso, infinito.

carinios.

claudia paredes dijo...

Dos caras, dos bocas. Dos veces suerte ;)

kat dijo...

Me gusta lo de "neuroamor",...
será porque en las neuronas se forja el amor verdadero?...es el único que sobrevive a los destinos, aunque sean opuestos...
:)
Besitos Claudia

claudia paredes dijo...

Mmm...no sé dónde se forja. Pero nunca es tarde para averiguar :)

abuelo Andrés dijo...

Lastima de cuando estamos sentados en un banco descansando nos demos la espalda, pero si eres una persona de esperiencia puedes encontrar una amistad al lado tuyo.
Saludos.

claudia paredes dijo...

Qué sabio Andres! no había pensado en mirar hacia un costado.