martes, 21 de julio de 2009

Consumo


Un pedacito de cielo
con código de barras.

14 comentarios:

Víctor dijo...

Yo creía que con ser bueno ya podíamos acceder al cielo, Claudia, y ahora resulta que de todos modos habrá que pagar entrada. ¿Tienes algún vale de descuento por ahí? ¿Hay consumición con la entrada?

Saludos lelos!!!

Anónimo dijo...

A todos los que intentan adueniarse del cielo, sepan que no hay nada mejor que compartir el universo.

Ceci dijo...

Será que todo tiene precio?

claudia paredes dijo...

Víctor: el precio es sólo por un pedacito, que no es igual a una "parcela". La condición es no moverse de ese cuadradito. Imposible. :)

Anónimo: la parte que se comparte es la celeste. La otra parece estar arrendada. :)

Ceci: todo tiene un precio en nuestra lógica. :)

Martín dijo...

No me había dado cuenta! Hubiera jurado que era una guitarra de 18 cuerdas!

claudia paredes dijo...

Para música celestial?

al dijo...

Para el tango "Pedacito de cielo".

claudia paredes dijo...

Cierto, Al. Parece una reja "dormida de tanto silencio" ;)

Anónimo dijo...

¡Me niego a creer que el capitalismo también funciona en el cielo!!!Me quedo con la utopía!!

claudia paredes dijo...

Anónimo: Bueno...no sabemos qué pasa después de la puerta de ingreso. No hay información.

kat dijo...

Espero que no tengamos que pasar por caja para mirar al cielo...!

claudia paredes dijo...

Cierto. Además, que nos den las monedas del cambio.

Cocó Muro dijo...

Y a todo esto, ¿cuanto sale?

claudia paredes dijo...

un montón de plata!