lunes, 11 de mayo de 2009

Frankenstein


“La tristeza del monstruo de Frankenstein es no tener un “otro como yo”-dijo alguien. Y entonces, entendí cuál es esa indescifrable sensación que me acompaña desde que tengo memoria: aunque todos estamos hechos de fragmentos, a algunos las hojas nos crecen en el tronco.

13 comentarios:

Martín dijo...

Mas que a Frankeinstein, me hace acordar al tío Cosa. Muy divertido! Un beso

claudia paredes dijo...

Bueno, me depilaré ;)

María Albertí dijo...

Todos tenemos un perfil mejor que otro, sólo hay que saber cual. Si se tarta de vello corporal…, ojo con la depilación láser!, una amiga se quedó a topos tras tomar el sol. En fin, como se suele decir…la belleza está en el interior ¿no?.

Ceci dijo...

No deja de tener su encanto, aunque sea diferente a los demás (o tal vez porque lo es).

claudia paredes dijo...

María: trataré de evitar los topos. Y preferiré el interior.

Ceci: lo es.

adriana rey dijo...

Amo a Frankenstein

claudia paredes dijo...

Yo también.

xavi dijo...

A mi siempre me pareció un tipo simpático Frankenstein. Entrañable. Me tomaría unas cervezas con él.

claudia paredes dijo...

Yo también ;)

Pame... dijo...

te extrañabaaaaaa
que bueno encontrate de nuevooo!!

claudia paredes dijo...

Hey, Pame bonita! yo no me fui, eras vos que no venías. Yo también te extrañé. :)

Anónimo dijo...

MAS QUE FRANKESTEIN PARECE LA COSA DEL PANTANO, UN PERSONAJE DE COMIC QUE ERA UN AMASIJO VEGETAL ANTROPOMORFO

claudia paredes dijo...

Este es la "cosa pública" del pantano ;)