sábado, 30 de mayo de 2009

Diarios y botellas

No es broma. Después de regresar a casa de la interesantísima charla de Gastón Roitberg y teniendo en cuenta que despierto usualmente a las 5 am., me quedé dormida una hora en la cual soñé con un blog que se llamaba Diarios y Botellas. Quienes conocen el asunto, saben lo peligroso que resulta un sueño de la Maga pues, tarde o temprano, se convierte en realidad. Es increíble lo rápida que puede resultar la mente para procesar información y más increíble la manera en que resuelve simbólicamente esa información. Este blog trata de eso.
Pero, volvamos al sueño: el lugar en que los diarios se juntan con las botellas, es el patio de nuestra vivienda. Ahí, donde arrojamos los trastos y apilamos las "cosas que nos van a servir más tarde". Es el lugar donde todas las campañas de gobierno nos piden que limpiemos ahora.
Hay una vieja máxima que dice "No hay nada más viejo que el diario de ayer". Y ese es el lugar de los diarios de ayer. Pero Roitberg, pausadamente, con un estilo tranquilo y pulido que me hizo acordar a Martín Pells, habló de los diarios de hoy. Es decir, del vivo permanente, de los diarios on line. Habló especialmente de los periodistas digitales, es decir, de los periodistas. Y lo más importante de todo, habló de la pasión por el periodismo, es decir, de la pasión.
Roitberg acomodó las botellas. Apiló los diarios viejos. Nos dejó en la mente un espacio en limpio. Creo que es desde ese espacio donde los periodistas podemos comenzar a contar historias. Y dejar de escribir textos.

6 comentarios:

Fran dijo...

Adhiero; hacen falta muchas menos palabras de las que se publican con esas urgencias que, a mí en general, no me urgen.

claudia paredes dijo...

Roitberg decía que la diferencia está en la calidad periodística y mucho de esa calidad tiene que ver con el fin que persigue quien escribe.

silvana dijo...

Y agrego...nuevas palabras, nuevo lenguaje para contar sin caer en las tipificaciones ni facilismo del copy&paste.
Es necesario probar nuevos canales, aprender, transmitir sin olvidar la esencia.
Los periodistas siempre tuvieron pasión, como tb perseverancia... hay que animarse a dejar lo conocido...

claudia paredes dijo...

Gracias, Sil. Me das pie para contar además que debajo del nombre "Diarios y Botellas", el slogan era "Un nuevo viaje". Creo que los periodistas tienen que animarse a armar maletas ;)

fulano/martínvillarroel dijo...

No conzco satisfacción comparable con la de leer el diario en pantuflas un domingo al mediodía. No sñe si tiene algo que ver pero es inigualable.

claudia paredes dijo...

Tiene todo que ver, porque uno de los problemas es la caída de ventas de los diarios en su versión papel. Lo bueno es que puedan convivir y cada uno encuentre lo que busca en la forma en que quiera.