miércoles, 11 de febrero de 2009

Mandarinas eléctricas

Ari: "He tardado lo mío, pero lo he encontrado. ¡Aquí está mi árbol!. Es un árbol de manzanas luminosas y mandarinas eléctricas, de la época en la que el sol y la luna decidieron cortar con todo y vivir su idilio a pleno, sin tener que separarse por la tontería del día y la noche. En esa época los árboles daban frutas de luz y los únicos insectos eran luciérnagas. Y todo el mundo se quería muy mucho a la luz de las velas. Deben quedar más por el mundo, pero yo sólo he visto éste en Nueva York, haciendo compañía a la Estatua de la Libertad."
Nata: "Oh, es precioso! Me temo que no tengo nada que hacer con mi árbol plumero..."
Diario de Viaje
Ari en Nueva York
Nata en Madrid

9 comentarios:

al dijo...

¿Sueñan las naranjas mecánicas con mandarinas eléctricas?

Ceci dijo...

Hermoso! esas mandarinas deben ser muy energizantes :)

ariadna dijo...

lástima, no me comí ninguna mandarina... ¡tal vez se me hubiese encendido alguna bombilla por dentro!
(me gustan estas conversaciones de árboles)

claudia paredes dijo...

Al: Kubrick sueña.

Ceci: fíjate lo que dice Ari debajo.

Ari: a mí también me gustan las conversaciones de árboles. Tengo uno nuevo para otro día ;)

La magia del corazon dijo...

oh! mandarinas con energía.. yo kiero! ;P

claudia paredes dijo...

Loles, creo que para éstas tendremos que ir hasta NYC.

Nata dijo...

Esto no ha hecho más que empezar, Claudia, tenemos que conseguir vencer al mandarino eléctrico. Quizá encontremos un un naranjo ecléctico o un manzano escéptico. :)

claudia paredes dijo...

O un banano elíptico...

ariadna dijo...

o un ciruelo esotérico :)