miércoles, 28 de enero de 2009

Shine


Pude haberme apagado
en la ceguera de dos ojos sin ternura.
Pero soñé con mi cocina,
soñé que aún ardían
las fosforescentes leñas de las salamandras

Quién quiere irse de un mundo en llamas
y dejar la luz con las manos vacías?

4 comentarios:

Nata dijo...

No te hacen falta bombillas para brillar.

claudia paredes dijo...

Ni a tí ;)

ceci dijo...

Leo Shine y pienso en Sokol...

claudia paredes dijo...

En el cielo con diamantes ;)