sábado, 6 de diciembre de 2008

Merienda


Dormí un sueño de flores
pegadas al hule de la mesa
Detrás de la leche chocolatada
los dedos parecían muchos amigos
saludándome con la mano.

4 comentarios:

Kat dijo...

...un sueño amigable de flores de chocolate...,que dulzura de merienda.

claudia paredes dijo...

Te invito!

al dijo...

Cuando desperté, la merienda de chocolate seguía saludándome con la mano.

(Lo siento, pero los anuncios de bollería van a acabar con el poco juicio que me queda.)

claudia paredes dijo...

Ja ja, no te preocupes. Estás invitado también a esta merienda. Es telepática ;)