domingo, 23 de noviembre de 2008

Pan

Coti tiene tres años. En la merienda, tomó una rodaja de pan lactal, del tipo de pan envasado, la dobló en dos y me la entregó diciéndome “Es un “dibro”. Es decir, un libro. En igual sintonía, un par de días más tarde sacó los libros de la biblioteca y los apiló uno sobre otro formando columnas. Cuando le pregunté qué hacía, me respondió “Pan”. Tardé un poco en comprender que hablaba de hacer sandwichs.
Ayer llegó corriendo con mi chalina de verano, que está tejida en hilos multicolores cruzados de tal modo que forman una red. Puso la chalina sobre mis rodillas y me explicó “Es una araña feliz”.

Me pregunto en qué momento los seres humanos perdemos esa capacidad de “vivir” los objetos, de integrarlos a nuestras mentes, de hacerlos amigables, de convivir con ellos en el mundo.

No lo sé. Por eso este blog.

16 comentarios:

Nataly dijo...

Clau, creo que sí que lo sabes ... por eso este blog!
Imaginación?´

claudia paredes dijo...

Sí, imaginación. La imaginación es la manera en que la mente recupera su libertad. Eso creo.

Pame... dijo...

... y yo... cuando era más chiquita pensaba que las cintas de los cassettes eran para hacer pelo de muñeca...
creo que lo olvidé cuando destruí música que mi madre amaba, y me enseño que los cassettes eran para otra cosa, no para hacer pelo de muñecas...

...creo que hay momentos donde las alas se vuelven cortitas, alguien las va cortando... pero simplemente para que después crezcan más fuertes... que se yo! eso creo :)

ariadna dijo...

Lo que hace Coti con los objetos es lo mismo que haces tú con la ciudad: Magia. (Coti ha heredado tu mirada poética)

Fernando Arocena dijo...

Las fotos y entradas de "Magia" son como esas visitas que siempre se reciben con placer. Me gustó mucho lo de "libros y sandwiches", son una buena combinación, ja. Y tus fotos tienen la virtud de encontrar belleza en una Córdoba que cada día veo más descuidada y maltratada. Que sigan llegando!

Eduardo Roldán dijo...

los publicistas llaman a eso "pensamiento lateral". Algo que vamos perdiendo a medida que crecemos.
Saludos Clau...

uma dijo...

Hola! Hace un tiempo que leo este blog y, llegado este post "tuve" que participar. Es cierto, me parece, que con la edad las personas perdemos la capacidad para "mirar" los objetos de otro modo y convivir con ellos de un modo más activo (?), propio y amigable. Y, por otra parte, al menos a mí, algunos blogs (y este e uno) me han servido como un espacio para recordar y recuperar ese otro modo de ver las cosas...

claudia paredes dijo...

Pame: te desafío a hacer una muñeca con cintas de cassettes y cuando la tengas lista, me envías la foto para Magia de Córdoba. ;)

Ari: es cierto! Coti hace algo de su magia con los espacios pequeños como ella.

Fer: gracias por tan lindas palabras. Sandwiches y libros combinan perfecto en este verano caluroso y en día de playa. (Mientras no sea playa de estacionamiento).

Edu: lo mío entonces debe ser pensamiento de esquina. ;)

Uma: si este blog ha conseguido captar tu mirada y proponerte otra, entonces tengo que echarme a dormir la siesta pensando que por fin obtuve una victoria!

Nata dijo...

La magia es hereditaria, como las manías o la mala leche. Está claro. :)

[Qué delicia de entrada, Claudia].

claudia paredes dijo...

Esta es una entrada de pan y (buena) leche ;) Besos

mariana.hh dijo...

hay un momento lamentable de la vida en la que uno "se da cuenta" que el piso está sucio y que comer la misma galleta que mordisqueó el perro es asqueroso.
A Caro ese día no le ha llegado todavía, espero no apurarla!

claudia paredes dijo...

Es el día en que los reyes magos son los padres. Y los padres nunca son los reyes. :(

Anónimo dijo...

Hay tia! yo me resisto todos los dias a perder esa capacidad, para mi las cosas son magicas o no lo son.
Bonita manera de escribir tenes... magica.
Besos

Juan Pablo

claudia paredes dijo...

Gracias, Juampa. (Espero que en tu ciudad no haga este calorrrrrr)

Kat dijo...

El mundo de los niños es siempre mágico,y participar de esa magia nos ayuda a seguir siendo humanos,y felices si cabe...
Aun recuerdo lo que me comentabas en una de mis fotos, en "momento de calma",me decias que tu hija te preguntó si los pájaros eran letras..., pues cada vez que veo una imagen parecida me acuerdo de las dos, aunque no os conozca, y me sonrío siempre...,es bueno sentir esa magia especial tan de cerca...
(Un día de estos ten por seguro que os dedico un par de fotos, aunque aún están en la cámara...:))

Un fuerte abrazo

claudia paredes dijo...

Aguardaremos el momento en que tu magia salga de esa cámara. Gracias por tus palabras, siempre.