viernes, 10 de octubre de 2008

Cueva


Siempre espero la luz al final del túnel.
Pero las cuevas de la razón
no permiten más que un tren fantasma.

6 comentarios:

Pame... dijo...

cuevas de la razón... si... exactamente como la casa del hornero... asi son :) bien complicaditas! pero que deleite caminarlas!

claudia paredes dijo...

Hay que aprender a recorrer el pensamiento con felicidad. Dice un antiguo refrán que hay que desconfiar del filósofo que no ríe.

al dijo...

Las cuevas de la razón producen trenes fantasma y otros monstruos.

claudia paredes dijo...

Lo que no producen son boletos al tren. ;)

Nataly dijo...

Yo le pondría nombre a esa luz esperada ... ILUSIÓN.
Que nunca falte!! ;)

claudia paredes dijo...

Ok, así se llamará.