viernes, 17 de octubre de 2008

Acero


Espero
que me llegue el olvido.
Y me cosa la boca.
Y me quiebre los dedos.
Y me ate las manos.

Un recuerdo de acero
me atraviesa la garganta
como un licuado de clavos.

11 comentarios:

Rocky Racoon dijo...

no se por que pero mas que olvido me parecio censura lo de coser la boca y romper los dedos. me gusto la foto...

Marcel.la dijo...

Bonita composición de imagen y texto.
Un blog muy interesante
Felicidades.

claudia paredes dijo...

Rocky: aunque no creas, este olvido es algo impuesto. Suena a censura.

Marce: muchas gracias, el tuyo también.

ariadna dijo...

por un momento creí ver una colección de candados gigantes en la foto... si resulta que lo son, ¡no te tragues sus llaves!

claudia paredes dijo...

Ja ja, candados no son, pero podrían haber sido. Las llaves están a mano, para un número de Houdini!

Kat dijo...

Que dureza...,me gustó eso de licuar clavos...,porque tragárselos enteros debe doler...
AGGGG...!
Tu ingenio no tiene límites, es genial

claudia paredes dijo...

Es un consuelo para mí que te gusten mis locuras, Kat (que no mis licuados!)

Pame... dijo...

... "no me canso de mojarme el sombrero"... () pero los clavos se sienten distintos en el sombrero de mi alma... licuados o enteros...

claudia paredes dijo...

Es un peso que pasa. ;)

checly dijo...

ufff, licuado de clavos. Excelente!

claudia paredes dijo...

Convidaría de buena gana, no creas.