jueves, 31 de julio de 2008

Méihua


La flor de ciruelo ha sido desde tiempos antiguos la madre de las leyendas orientales. En Japón representa al guerrero samurai. En el camino de los artistas marciales chinos, la méihua es el símbolo de la resistencia y comprender la sutileza del ejemplo es todo un desafío. En estos días, shifu Manuel lanzó su página web y no puedo menos que desearle felicidad, primero porque fue mi maestro de Tai Chi Chuan, segundo porque se convirtió en padre de mi segunda hija, tercero porque a pesar de que nos separamos hace tiempo, sigue siendo un amigo. Y un amigo es otro camino.

4 comentarios:

ariadna dijo...

¡mucha suerte, Manuel! (Aunque no te hará falta...)

claudia paredes dijo...

Seguramente.

Kat dijo...

Que bonita esta leyenda y este nombre...y enhorabuena por conservar un amigo,eso es importante.
Besos

claudia paredes dijo...

He logrado conservar amigos. (otras veces no tuve esa suerte)