lunes, 16 de junio de 2008

Tu brillo



“…pues mi belleza que, según has visto, brilla más cuanto más asciende”
por las gradas de la virtud.


Canto XVIII
El Paraíso de Dante

6 comentarios:

rama dijo...

No se puede pasar más allá del purgatorio, el ángel guardián nunca presta su llave. La expiación permanente de uno tampoco lo contenta, habrá que esperar nomás!.

claudia paredes dijo...

Resulta que si no existiera el Infierno, no existiría el Cielo. Por ende, si existe, es porque alguien lo contó. Fue y volvió, como Dante y lo inauguró...como avenida El Dante. Uno de los cielos es la esperanza.

ariadna dijo...

¿y no será todo esto una obra de teatro? Mira qué iluminación tan dramática tiene el ángel...

claudia paredes dijo...

Efectivamente, es una puesta en escena. Me resulta curioso que te parezca un ángel, pero esa es la estatua de El Dante. En verdad, a esta altura ya es un ángel.

ariadna dijo...

¡oh qué loco! tal y como la vi, me pareció que su brazo derecho tenía forma de ala... :)

claudia paredes dijo...

Un ala ortopédica!