viernes, 21 de marzo de 2008

Viernes Santo

Recuerdo

que una vez morí

en una calle cualquiera.

2 comentarios:

rama dijo...

Y a la vez, los pies se precipitaron en el adoquín, reviviendo justo para transitar la mortuoria avenida!.

claudia paredes dijo...

Puede ser sí, un Vía Crucis personal.