viernes, 7 de diciembre de 2007

A contramano




Yo prefería estar a contramano del ritmo
para que rimaran todas las palabras
con los nombres de todas las cosas.
Y nadie viniera a contarme.
Y nadie viniera a decirme.
Que la guerra de los dioses
es cual la de los hombres.
Porque entonces no nos queda
a quién
pedir ayuda.





Foto: Fer Boschetti

2 comentarios:

ariadna dijo...

yo también prefiero la poesía cotidiana sin rima

claudia paredes dijo...

Es más verdadera.