lunes, 24 de diciembre de 2007

Angel desertor


Tuve una vez un ángel de la guarda
que se hacía el otario.
Por eso no me guardaba
y se olvidaba de mirar
cuando los coches
me atropellaban
cuando la gente
me hacía señas obscenas
cuando me arrancaban el corazón
los que amé a contramano.
Renunció después.
Aún nos vemos.

8 comentarios:

rama dijo...

Esos angelitos culones! siempre están de asueto, pero bueno parece que piden una reivindicación salarial, de algo tienen que vivir no!.
Saludos Claudia y que tengas una felices fiestas!.

claudia paredes dijo...

Felices fiestas para vos, Rama. No te preocupes por los ángeles. Son así...

Nata dijo...

Es cierto, yo creo que el mío está de huelga. Le debo dar mucho trabajo. Así que he pensado buscarme un ángel esquirol*. Ya he puesto un anuncio.

*En caso de que en Argentina no se utilice este término, preguntar a Ari, que fueron los catalanes quienes lo acuñaron. :)

Be0sos

claudia paredes dijo...

Jaja, Natita, preguntaré a Ari por el término catalán. De todos modos, me uniré a tu anuncio o pediré uno nuevo en la próxima Nochebuena.

al dijo...

Me encanta el último verso.

Felices fiestas de parte de un esquirol navideño.

al dijo...

Por cierto, otra cosa acuñada por los catalanes (si no la cosa, al menos la palabra): la peseta.

claudia paredes dijo...

Se busca ángel esquirol que valga más de dos pesetas. (se entiende no?)

ariadna dijo...

no os lo creeréis, pero creo que papanoel se equivocó y me trajo vuestros regalos, nata y claudia: una pulserita con un cascabel para que mi ángel de la guarda no se haga el esquirol y se despiste (no me lo invento, lo pone así en la etiqueta), y una falda de lunares!!! ¿tal vez vosotras tenéis mis regalos? en cualquier caso el error es genial :)