lunes, 26 de noviembre de 2007

...y correr

El teórico Paul Virilio en "El arte del motor" menciona la historia de las primeras gacetas que en Francia se denominaban "courants", es decir, "corrientes" ( del latín "currere" ) y las define como aquello que indica "la rapidez de un desplazamiento de aquí a allá en el espacio, pero también lo que está en curso en el tiempo, lo que no está acabado en el momento en que se lo escribe o se lo lee. Y, en efecto, antes de convertirse en un periódico, el corriente era un diario íntimo o incluso un informe de reuniones importantes, de viajes a lugares distantes, el diario de a bordo de la navegación..."
El querido Paul ya estaba definiendo en su libro de 1993 lo que iba a ser un blog, digamos, mi blog. La corriente de mi río hacia el mar.

2 comentarios:

ariadna dijo...

pues cuando llegues al mar súbete a un barquito y rumbo a barcelona!

claudia paredes dijo...

Estaré allí en cuanto pueda!...de algún modo siempre estoy...