domingo, 4 de noviembre de 2007

Ouroboros


El Ouroboros es la serpiente que se muerde la cola, el símbolo de la eternidad de las cosas, del nuevo comienzo después de la muerte de las cosas, de la natural dualidad de las cosas.
El Ouroboros es la serpiente alquímica, aquella que dice que todo acabó, pero que también todo comienza, aquella que está presente en todo lo creado y que todo lo creado es un enorme ouroboros.
Es difícil comprender que todo debe acabar para comenzar de nuevo. Hoy quisiera dormir al centro de este círculo y no sentir esto que siento.

2 comentarios:

Fran González Brizuela dijo...

Una personita lleva dentro de una matriz circular 4 meses y medio;
yo a veces camino en círculos porque desespero: esté contexto global es demasiado hostil y viene a su encuentro...algo hay que hacer...hay ideas que vuelven cíclicamente y desánimos que emprenden una cuesta abajo que se hace larga; pero vos me recordás al Ouroboro y veo a Helena, mi perra, que gira queriendo morderse la cola y mi compañera remueve en la redonda sartén algo que huele delicioso mientras una melodía envolvente me recuerda que los cronopios bailan en ronda y me pierdo un rato, y qué tiene esa música...y no lo sé pero te pierde y es John Coltrane y envuelve en serio y...
ya lo recuerdo: es "Spiral".

claudia paredes dijo...

Todo termina y todo comienza: verás, en unos meses terminará la matriz y comenzará una personita; comerás algo rico en tu sartén y habrá que limpiarla; Helena se quedará quieta y volverá a repetir su ritual; los cronopios bailarán y harán espirales. Más tarde tendremos que recordarles a Coltrane. Parte de vivir.