sábado, 24 de noviembre de 2007

Fósil

Porque sé que puedo llorar
mi desesperación
hasta el hueso.

No hay comentarios: