viernes, 16 de noviembre de 2007

Equilibrista

Su rostro es un arlequín
y su cuerpo, un equilibrista.
Por eso temo que pueda
mantenerse en pie
sobre mi ausencia.
Y por eso temo también
que pueda amarlo
ciegamente
o a ojos vistas.

No hay comentarios: