sábado, 20 de octubre de 2007

Segunda lección de magia

Tomé el toro por las astas. Y el toro salió corriendo. Segunda lección de magia: "Cuando un mago toma el toro por las astas, debe asegurarse que el toro se quede absolutamente quieto"

No hay comentarios: