sábado, 6 de octubre de 2007

Mi Nautilus


Rompiendo las olas a contracara,
mi acorazado, sin detenerse
acerado en uñas y dientes,
mordiendo y rasguñando todo el norte.
Sálvame hoy de mi poniente.
Viajo a más de diez mil nudos esta noche.

No hay comentarios: