lunes, 10 de septiembre de 2007

A dos centímetros

Sergio Naldini es licenciado en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Córdoba y amigo. Gusta realizar inventarios increíbles, como el relevamiento de los sitios donde aún pueden verse las guías del viejo tranvía o la recopilación de su papá sobre bares de las décadas del '40 y '50 de los que quedan sólo dos. Esta vez quería contarnos sobre las calles que aún conservan adoquines bajo la capa de asfalto, pero como el trabajo era extenso para un blog, optó por acercarnos estos pensamientos:


“Mi ciudad es una postal tan bella por lo que orgullosa exhibe, pero incompleta por lo que oculta. Hay una postal a la que le faltan sus calles empedradas, sus antiguas vías que recuerdan viejos tranvías y que fue enterrada en nombre del progreso y hoy vive a solo dos centímetros de nuestros zapatos. Esa es la ciudad que yo veo, la que no se ve cuando la recorro. Sólo una contradicción estética podría explicar haber sepultado el adoquinado de sus calles, ese que está a dos centímetros de distancia, bajo su frío y grosero compañero: el asfalto. El empedrado que nació en otros siglos lucía en sus calles con belleza y depurada artesanía. Creo que la mitad de los cordobeses debe recordarlo: bloques de granito regulares y cordones bien tallados, curvos en las esquinas y calados frente a la entrada de los vehículos, instalados con una prolijidad notable. ¿Los recuerdan ? Sé que muchos cordobeses seguro que sí, al igual que los viejos rieles del tranvía. En nombre del progreso, los dos ya no posan en la postal de mi ciudad.¡Que desperdicio no hacerlo!, teniendo todo tan cerca… a sólo dos centímetros de historia. Todavía se asoma en ciertos lugares algún testimonio de piedra y vías tratando de resurgir del olvido, pero nadie los ayuda en esta tarea de escaparle al asfalto o al cemento. Mi ciudad sigue siendo y siempre será una postal bella, aunque oculte a dos centímetros de mis zapatos estos testimonios irreemplazables.”

2 comentarios:

Francisco González Brizuela dijo...

En algún momento se pensó que debajo de los adoquines había arena de playa...no sé, quizás haya links que produzcan esos viajes de los que hablás en una de tus entradas. Quizás nos crucemos.

claudia paredes dijo...

Seguro que sí. Había un tema que decía Vamos a la playa...(debajo del Adoquín).