jueves, 13 de septiembre de 2007

Corazón de piedra


Ahórrate las lágrimas
–me dijo- no tengo corazón.
Aprendí a ahorrar lágrimas.
Deposité una cuenta de lágrimas
en el banco del dolor,
que es argentino.
De allí los intereses:
me hice rica en llanto.
Ahora, que debiera invertir,
no puedo llorar.
Sigo ahorrando
.

4 comentarios:

LoKacoMotuMadre dijo...

Claudia, qué lindo Claudia! honestamente.

claudia paredes dijo...

Gracias lokita!.

Adrian Palmas dijo...

Muy lindo el poema, me pregunto no te quedaron lagrimas dentro del corralito ?

claudia paredes dijo...

Noooo, se fueron en helicóptero!