miércoles, 29 de agosto de 2007

Feliz Día, prisionero


2 comentarios:

adrian dijo...

Lo que le pasa a él nos pasa a todos, la ciudad que tanto amamos nos aprieta y ya no distinguimos si nos abraza o nos ahorca.
Tengo 51 años y recuerdpo esa Araucaria desde mi infancia al lado de la vidriera de Piatini Concesionaria Chevrolet, a su sombra ponía mi ñata contra el vidrio para admirar el Chevitú y el Trueno Naranja de Pairetti.
Sigue siendo lo mas lindo que hay en la cuadra!!!!!

claudia paredes dijo...

Qué lindos recuerdos Adrian!. La ciudad se hace también con recuerdos.